+(52-55) 5246 3400
< regresar

El marco jurídico para el servicio de autotransporte y transporte

En términos de lo previsto en el artículo 5 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal (en lo sucesivo, la “Ley de Autotransporte”), toda cuestión relacionada con caminos, así como con el tránsito y la prestación de servicios de autotransporte federal que en ellos operan y sus servicios auxiliares, son de jurisdicción federal.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (“SCT”) es la autoridad correspondiente y con facultades para el otorgamiento de los permisos a que se refiere la Ley de Autotransporte y además es la encargada de vigilar, verificar e inspeccionar que los servicios de autotransporte y cualesquiera servicios auxiliares se cumplan cabalmente de conformidad con lo previsto en las disposiciones legales aplicables.

Para efectos de este documento, por “caminos” deberá entenderse aquellos caminos que entronquen con algún país extranjero, que comuniquen a dos o más estados, y/o que en su totalidad o mayor parte hayan sido construidos por la Federación con fondos federales o mediante concesión federal.

Las actividades de transporte deberán sujetarse a lo previsto en la Ley de Autotransporte, y quedarán sujetas al establecimiento de cualesquiera de los regímenes siguientes:

  1. Servicio de Autotransporte Federal de Carga.- Se entiende por este tipo de transporte al porte de mercancías que se presta a terceros en caminos de jurisdicción federal y cuyo permiso faculta a sus titulares para prestar el servicio de autotransporte de cualquier tipo de bienes en todos los caminos de jurisdicción federal.

 

  1. Servicio de Autotransporte de Pasajeros.– Entendiéndose por este tipo de servicio aquel que se presta en forma regular sujeto a horarios y frecuencias de salida y llegada de vehículos.

 

  1. Servicio de Autotransporte de Turismo.– Se entiende como un servicio de transporte que se presta en forma no regular destinado al traslado de personas con fines recreativos, culturales y de esparcimiento hacia centros o zonas de interés.

 

  1. Servicio de Transporte Privado.- Entendiéndose por éste tipo de transporte aquel que efectúan las personas físicas o morales respecto de bienes propios o conexos de sus respectivas actividades, así como de personas vinculadas con los mismos fines, sin que se genere un cobro para tales efectos.

 

Tanto para la prestación del servicio público de autotransporte federal (en cualquiera de sus modalidades), como para la prestación del servicio de transporte privado de carga, requieren del otorgamiento de un permiso por parte de la SCT. Lo anterior, salvo que se trate del transporte privado mediante vehículos de menos de 9 (nueve) pasajeros o de hasta 8 (ocho) toneladas de carga útil por parte de personas morales, que puede realizarse sin algún permiso por parte de la SCT en términos de lo previsto en el artículo 40 de la Ley de Autotransporte.

 

Todos los servicios de transporte pueden prestarse con vehículos propios del permisionario o con vehículos arrendados por el permisionario de una sociedad arrendadora registrada ante la SCT.

Es importante mencionar que la Ley de Inversión Extranjera establece que el transporte terrestre nacional de carga se encuentra reservado de manera exclusiva a mexicanos o a sociedades mexicanas con cláusula de exclusión de extranjeros, y que dicha inversión extranjera no podrá participar en dichas actividades y sociedades directamente, ni a través de fideicomisos, convenios, pactos sociales o estatutarios, esquemas de piramidación u otro mecanismo que les otorgue control o participación alguna.

La limitación prevista en la Ley de Inversión Extranjera no es aplicable al transporte privado sino única y exclusivamente a la prestación del servicio público de autotransporte federal de carga, pasajeros y turismo.

Mándanos un comentario